El mensaje de despedida de Miguel Albuquerque (Sporting)

Saliendo oficialmente del Sporting, donde hasta este miércoles se desempeñaba como Director General de las Modalidades, Miguel Albuquerque publicó un extenso mensaje de despedida.

Mostrándose orgulloso por los 20 años de trabajo, que le permitieron convertirse en uno de los directores más titulados de la historia del club Alvalade, Miguel Albuquerque no dejó de lamentar que un episodio de su vida personal lo condujera a su salida. Pero dejó la garantía: «A día de hoy soy un socio más, dentro de una familia de más de 3,5 millones de» Leones «. Siempre estaré disponible para ayudar al Sporting Clube de Portugal, porque nunca podré devolver al Club todo lo que el Club me ha dado. »

Aquí está el mensaje completo:

«Gracias Sporting Clube de Portugal, ¡fue un honor servirle!

Hoy mi conexión con el Sporting Clube de Portugal llega a su fin.

Fueron 20 años pasados ​​con orgullo, honor y privilegio de servir al Club de mi corazón, lo que me permitió convertirme en uno de los líderes con más títulos de su historia, algo que nunca podré devolver.

Fue un camino largo, seguido por un camino sinuoso, entre muchas dificultades, con cientos de entrenadores, deportistas, colaboradores, líderes y presidentes – creciendo y aprendiendo de todos.

Pasé por todas las etapas de crecimiento en liderazgo, siempre enfocado en el trabajo, la exigencia, la cultura de la victoria y la defensa intransigente del Sporting Clube de Portugal.

Tuve la oportunidad de ocupar varios puestos en estas dos décadas, lo que me permitió servir cada vez más al Club que amo: primero en Futsal, donde me incorporé en agosto de 2000 como Colaborador Técnico y de donde salí en 2018 como Director de la Departamento, y en estos dos últimos años como Director General de las Modalidades.

En todos los pasos que di, con paciencia y determinación, siempre me guié por el trabajo y un constante sentimiento de responsabilidad. Fue con este propósito que me propuse un objetivo que me “obsesionó” a lo largo de los años: hacer del Sporting Clube de Portugal la mayor potencia nacional de Fútbol Sala y, en un segundo paso, Campeón de Europa.

¡Le prometí a Sportinguistas que ese día llegaría! Logré armar un equipo de trabajo que me ayudó a cumplir esa promesa. Ese mismo equipo fue preponderante en la conquista de los títulos europeos de Hockey Patines, Atletismo, Judo y Goalball siguiendo el diseño de José Alvalade, que quería que el Sporting fuera “un gran Club, tan grande como el más grande de Europa”.

Durante estos 20 años he librado muchas batallas; la verdad es que siempre lo hice en defensa de nuestro Club, exigiendo un respeto inquebrantable e incuestionable al Sporting Clube de Portugal, sin refugiarme ni esconderme nunca, porque eso es lo que se merece el Sporting Clube de Portugal: la defensa intransigente – y permanente – de ¡el club!

Siempre he luchado por un Sporting Clube de Portugal mejor y más fuerte, con voz, exigente y rigurosa en sus modalidades.

Lo hice hasta el último día y nunca nadie podrá borrarlo.

Quería suerte que un episodio de mi vida personal -que no minimizaré y nunca olvidaré-, de más de tres años y del que no me siento orgulloso, haya sido devuelto a la plaza pública. Un episodio que ‘renace’, año y medio después de que se cerrara por completo, «como si fuera ayer», exponiendo mi vida privada, sirviendo de lema para el fin de una larga y victoriosa relación.

Las amistades quedan en la memoria, algunas (pocas) de por vida; las derrotas, que me hicieron crecer y tener más y más fuerza incluso cuando nadie creía; los logros, que aprendí rápidamente, son efímeros y que debemos saborear, porque nunca sabemos cuándo tendremos el próximo.

A día de hoy, soy solo un socio más, dentro de una familia con más de 3.5 millones de “Leones”.

Siempre estaré disponible para ayudar al Sporting Clube de Portugal, porque nunca podré devolver al Club todo lo que el Club me ha dado.

Hoy dejo el Sporting Clube de Portugal, pero el Sporting Clube de Portugal nunca me dejará.

¡Gracias Sporting Clube de Portugal, fue un honor servirle durante 20 años!

Miguel Albuquerque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *